Notícies

Actualitat AISLOPD

Dar ejemplo en la escuela: la protección de datos en los centris educatiivos

Ha empezado la pre-inscripción a los colegios e institutos y nosotros nos preguntamos: ¿qué tratamiento hacen de los datos de los alumnos? ¿Sabíais que trabajan colgando información en la nube? 

Los centros docentes han incrementado el uso de apps en el entorno educativo, mueven una gran cantidad de datos personales en plataformas ajenas a las de las escuelas, y existe un riesgo de pérdida de control sobre esta infomación. 

Hay pocos centros que hayan establecido normas internas para autorizar el uso de estos datos. Además, los profesores utilizan una gran variedad de aplicaciones como los cuadernos de notas, las presentaciones, crean y difunden vídeos y tienen acceso a plataformas de aprendizaje desde terminales móviles. 

Para poner un poco de ordren, la AEPD ha publicado un informe sobre la utilización de aplicaciones que almacenan datos de alumno en la nube, que incluye orientaciones y un decálogo de recomendaciones para fomentar la protección de datos a través del buen uso de las aplicaciones en los centros educativos:

1. Velar para que la incorporación de las tecnologías en las aulas se realice respetando el derecho a la protección de datos de aquellos la información personal de los cuales se trata.

2. Utilizar únicamente aplicaciones que ofrecen información claramente definida sobre quien trata los datos, finalidad, medidas de seguridad, dónde se almacenan y el tiempo que se guardan.

3. Política de seguridad de los centros que incluya las aplicaciones utilizadas. Su uso se deberá autorizar y la aplicación deberá ser evaluada en materia de seguridad de la información. 

4. Informar de manera sencilla y transparente a los padres o tutores sobre la utilización de la tecnología en las aulas y de las apps que utilicen para tratar datos personales de los alumnos. 

5. Las aplicaciones utilizadas deben permitir el control por parte de los tutores o profesores de los contenidos subidos por los menores, especialmente de los contenidos multimedia.

6. Tener especial cuidado con la publicación de fotografías o vídeos de alumnos facilitados por terceros.

7. Establecer programas informativos de concienciación para profesores y alumnos sobre protección de datos y la importancia del uso correcto de aplicaciones, sobretodo en lo que respecta a la publicación de imágenes y vídeos, configuración de opciones de privacidad o uso de contraseñas, entre otros. 

8. En sistemas de almacenamiento en nube se debe evitar incluir especialmente datos de salud, contraseñas, datos bancarios o material audiovisual de contenido sensible.

9. Las plataformas educativas que permiten la interacción entre alumnos, y entre estos y los profesores, deben ser utilizadas para este fin, sin establecer mecanismos de comunicación adicionales.

10. Para datos especiales que suponen un mayor riesgo, tales como el reconocimiento facial de menores de edad, el centro docente debe obtener el consentimiento exprés de los alumnos (si son mayores de 14 años) o de los padres o tutores (si son menores de 14 años) y asegurarse de la finalidad para la cual se utilizan.

Entre todos, ¡enseñemos a hacerlo bien!