Notícies

Actualitat AISLOPD

Compras en unas Navidades especiales

Cada año las Navidades son especiales por un motivo u otro, y concretamente, estas que ya tenemos a la vuelta de la equina, serán las últimas bajo la normativa de la vigente LOPD. En mayo de 2018 nos regiremos sí o sí por el Reglamento europeo de Protección de Datos y por una nueva ley española de protección de datos.

En lo que respecta al e-commerce, a demás del hecho de que todos los europeos tendremos las mismas obligaciones y derechos, seamos negocios o compradores, lo más importante es que el ciudadano será el eje sobre el cual gire cualquier actividad que afecte al tratamiento de sus datos personales.

A partir del próximo año será más importante que nunca informar claramente al consumidor y tener su consentimiento expreso para gestionar sus datos, además de todo lo que implica, per se, la LSSI-CE. Para los negocios, ya sean tiendas o empresas como las de servicios de marketing, consultorías de ventas o análisis de consumo, el nuevo reglamento también les afecta de manera substancial. Deberán revisarse a fondo las bases de datos antiguas: la obtención del consentimiento fehaciente y explícito será una batalla muy dura si se vive del tratamiento de datos e información, de los perfiles y del data mining.

Son cambios profundos. Veremos si todo el mundo se los toma en serio, con el riesgo de verse fuera del juego si se hace caso omiso a la observancia de esta ley y del creciente interés del consumidor por velar por sus derechos personales.

En todo caso, y mientras nos vamos adaptando al nuevo escenario, os dejamos unos pequeños consejos para tener en cuenta durante la vorágine consumista de las próximas semanas.

1 . Navegad desde una conexión segura. No utilicéis redes wifi públicas si tenéis que facilitar datos de pago.

2. No hagáis caso a las ofertas vía SPAM que recibís al e-mail y alerta con las ofertas de remitentes dudosos escondidos detrás de marcas conocidas.

3. Desconfiad de precios extremadamente bajos. Nadie regala duros a cuatro pesetas.

4. Comprad en sitios conocidos. Y si no los conocéis, buscad información por la red para saber algo más sobre la fama de esa “nueva tienda”.

5. Exigid siempre un servidor seguro con el protocolo https y pasarelas de pago seguras. ¡Vuestros datos de contacto y bancarios están en juego!

Y como seguramente os tendréis que dar de alta en cada uno de los sitios donde compréis y ceder datos de contacto (una dirección de entrega y una modalidad de pago como mínimo), recordad cuando empecéis a recibir e-mails de ofertas y promociones que debéis poder daros de baja y más adelante ejercer los derechos ARCO.

Sobretodo: no rebajéis la exigencia de respeto hacia vuestra privacidad por unas ofertas navideñas cualesquiera. No bajéis la guardia.